Marvin Zonis, Profesor emérito de la Universidad de Chicago, el mayor experto Americano vivo sobre geopolítica y temas de Oriente Medio, asesor personal de los últimos presidentes demócratas prevé una confrontación inminente entre China y EEUU que podría pasar a mayores, basándose en la “Trampa de Tucidide”: Esparta y Atenas entraron en guerra debido al crecimiento de Esparta (y sus pretensiones de cuotas de poder correspondientes) no tolerado por Atenas, hasta entonces la potencia dominante.

Se dá esta trampa cuando una potencia dominante no acepta la llegada de otra que crece rapidamente en su área de influencia.

Graham Allison,  Director del Harvard Belfer Institute, lo explica muy bien en este artículo publicado el 31 de Marzo en The Washington Post.

Esta “trampa” se ha repetido 16 veces en los últimos 500 años: las más recientes, cuando Francia y UK no aguantaron el crecimiento de Alemania y EEUU el de Japón; 12 veces ha acabado en guerra y en 4 ocasiones el resultado ha sido mucho sufrimiento, como la guerra fría entre Rusia y EEUU.

Desde 1980 EEUU ha sido la potencia dominante en el comercio mundial, pero ha pasado desde un 22 a un 16% de peso global, mientras China ha pasado del 2 al 18% en el mismo período; China quiere más poder en Asia, correspondiente a su crecimiento, con un presidente, Xi-Linping, que en lugar de ser el CEO es el COE (Chairman Of Everything).

En el otro bando está un personaje como Trump que desde su campaña electoral se ha dedicado a echar gasolina sobre este fuego, además calentando las dos espoletas de esta bomba: la independencia de Taiwan y las relaciones entre las dos Koreas, ambos “casus belli” para China.

No espero nada bueno de estos dos sujetos: los dos son tal para cual en arrogancia y exceso de testoterona, aunque el presidente Li tiene una profunda preparación política como todos los altos funcionarios Chinos.

Las amenazas de Trump para limitar las exportaciones de su principal suministrador de bienes de consumo y sus intervenciones “diplomáticas” en el mar de China pueden resultar intolerables para el mandatario Chino y su economía.

Por cierto: EEUU acaba de (volver a ) incluír Korea del Norte en la lista de países terroristas.

Me encanta la geopolítica y se que “this time is (not) different”, como escribían dos colegas de Yale en su maravilloso libro con el mismo nombre: 800 años de conflictos y crisis nos han enseñado que la historia se repite, siempre.

Habrá que añadir un tercer efecto (la trampa de Tucidide) a lo impredecible y a la aparición de un Hitler, para entender el futuro que nos espera (que sin estas variables sería mejor de lo que pensamos).